También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 14 de julio de 2016

Consuelo Hernández: "Realismo, realismo... no te alejes del realismo"

Sin eludir ningún tipo de polémica, la artista española Consuelo Hernández sostiene: “Volvemos a ser protagonistas y testigos de una significativa revalorización del arte figurativo”. En esta entrevista la pintora se refiere al “arte contemporáneo”, el “realismo madrileño” y establece nexos entre su arte con la extensa formación humanística lograda. 

Por Lic. Camila Reveco
camilareveco.mza@gmail.com
Argentina

"Muchas veces oí repetir a mi padre: “Realismo, realismo... no te alejes del realismo”, expresa la pintora española Consuelo Hernández, nacida en Tornavacas y radicada actualmente en la ciudad de Madrid. Fue justamente con él, con quien recorrió por primera vez y a la edad de siete años, el grandioso Museo del Prado y las obras de los grandes maestros como Velázquez, Goya, El Greco, Rembrandt. 



Fundamental es la influencia de los padres para la conformación de la identidad personal y la elección vocacional. Consuelo Hernández, repitió una y mil veces esos recorridos por los museos, y terminó dedicándose a la pintura. Por supuesto, a la pintura realista. 


Una nota sin desperdicios porque estamos hablando no sólo de una excelente artista plástica, sino también de una mujer con una sólida formación humanística vinculada a la filología románica, ciencia que estudió en la tradicional y prestigiosa Universidad de Salamanca.









-¿Qué entiende por arte contemporáneo? 



-El arte contemporáneo, entendiendo por contemporáneo la etapa que abarca desde los primeros años del siglo XX hasta nuestros días, es el resultado de una auténtica revolución en todas sus manifestaciones -pintura, literatura, arquitectura, arte en general; el resultado de una paulatina ruptura con las normas académicas del arte clásico, una larga etapa en la que se ha ido rompiendo con todos los moldes hasta la desaparición total de cualquier criterio o regla que no sea la propia subjetividad del artista o la de los gestores del mercado del arte, desde galerías privadas hasta instituciones públicas. Dejando fuera de esta definición a la figuración en todas sus formas: realismo, impresionismo, surrealismo, hiperrealismo...




-¿Ya no hay límites para el significado del término “arte”?


-El concepto de “artístico”, como he escrito en alguna revista, depende no de la propia obra en sí sino del contexto en el que aparezca situada. Un trozo de hierro, un vaso, una piedra, cobran valor artístico situados en la sala de un museo o en el espacio de una galería de arte, no así en la acera de una calle o en un cubo de basura cualquiera. No hay reglas ni cánones, ni para el creador ni para el espectador. Como consecuencia, el artista de hoy se encuentra perdido; no sabe qué hacer, ni si sus trazos o su ocurrencia o su idea, pueden gustar.








-Entonces ¿qué significa ser una pintora figurativa-realista en el siglo XXI? 

-Quienes nos expresamos desde la figuración, y el realismo en concreto, no hemos vivido, ni vivimos ni sufrimos, esa sensación de orfanato de normas, puesto que partimos del conocimiento de unas reglas y de unas técnicas cuyo modelo lo tenemos ahí, desde tiempo inmemorial. Incluso desde que el hombre comienza a expresar de manera plástica sus sentimientos, necesidades, entorno cotidiano; desde los primeros trazos de dibujo hasta el uso del color, de la luz, de la propia materia pictórica. Y es que, a pesar de la marginación de la figuración, a pesar de su aislamiento por parte de los gestores del arte, la representación del mundo en que vivimos surge, por naturaleza, de modo espontáneo. Y el artista es el artífice, quien pinta o esculpe o dibuja lo que ve a su alrededor. Se parte así no del concepto, sino de la vida misma, del yo más íntimo, de la naturaleza, de las nubes, del agua, del aire, de la tierra, de los cuatro elementos concretos y tangibles que conforman la vida en la tierra. 






-Como sucede desde el arte rupestre…

-Claro. Las pinturas que se remontan al Paleolítico, el arte rupestre de las cuevas de Altamira, no es ni más ni menos que la representación de lo que acabo de decir: la expresión del entorno, del mundo en el que vivieron nuestros antepasados más remotos -caballos, ciervos, bisontes, animales sagrados- que eran su alimento, su vida, su mundo ¿Sabes cómo denominó Henry Moore, el gran escultor inglés, las cuevas de Altamira? “La Real Academia del Arte Rupestre”. Y es que el arte más primigenio es figurativo, y la figuración, aunque sea marginada y reducida al desván de los recuerdos, reaparece, incluso con fuerza, porque en realidad nunca desaparece. Esto es exactamente lo que está sucediendo hoy, etapa en la que volvemos a ser protagonistas y testigos de una significativa revalorización del arte figurativo.





-¿Y cómo la hace sentir ser parte de esta etapa?

-Me siento muy feliz con mi trabajo y convencida de que mi obra ocupa y ocupará un espacio desde el que está conectando y conectará con un público receptor de mi mensaje, que es, en definitiva, el espejo de mi mundo, de mis sentimientos, del universo en que vivo.

Serie Teatro Cervantes: 







-¿En qué consiste el “realismo madrileño”? ¿Quiénes lo integran?

-Algunos críticos de arte han utilizado la denominación “realismo madrileño” para referirse al movimiento iniciado en los años 60 por un grupo de artistas, pintores y escultores, encabezados por el gran maestro de la pintura española actual, Antonio López García. Los nombres de Amalia Avia, Julio López Hernández, Francisco López Hernández, Isabel Quintanilla, María Moreno, Esperanza Parada, constituyen el grupo de “realistas de Madrid” a quienes precisamente el Museo Thyssen-Bornemisza acaba de rendir homenaje con una magna exposición que ha tenido lugar durante los meses de febrero a mayo de 2016. La magia de Antonio López, que fue profesor de la escuela de Bellas Artes San Fernando de Madrid, creó escuela, y muchos de sus alumnos siguieron la línea del maestro. Otros muchos, entre los cuales me incluyo, desde la admiración y la gratitud, continuamos pintando del mismo modo, partiendo siempre de nuestra personal mirada al mundo que nos rodea.




-Su formación académica, de neto corte filosófico ¿De qué forma incide en su carrera artística?

-Desde muy pequeña mi formación siguió los caminos de las Humanidades y del Arte, de modo que más que formación académica de corte filosófico, diría más bien de corte humanístico. Mis estudios universitarios de Filología Románica, a la par que los de Dibujo y Pintura, discurrieron en la tradicional e histórica Universidad de Salamanca, bellísima ciudad en la que el estilo plateresco brilla en las fachadas de sus monumentos históricos, -catedral, iglesias, universidad-. Es muy evidente que el estudio de la Literatura, de la Filosofía, de las Lenguas (Latín, Griego, Francés, Italiano) va dejando huella tanto en la propia visión del mundo como en la práctica del arte. Evidente también que los estilos literarios, los conceptos filosóficos sobre la existencia, sobre el ser humano, la evolución del hombre y de los pueblos a lo largo de los siglos, van de la mano de la propia evolución del arte y de los estilos artísticos, realismo, simbolismo, expresionismo, impresionismo. 

-¿Cómo es la influencia entre esos campos?

-La influencia mutua es lógica y clara. La huella de la literatura en la pintura y de la pintura en la literatura. Recuerdo en este sentido que en mis clases sobre la técnica y el estilo de Antonio Machado partía siempre del mismo punto: de cómo los frecuentes viajes a París del escritor durante los primeros años del siglo XX, 1910-1912, y el contacto con la moda impresionista del momento, dejaron una profunda huella en su forma de hacer poesía, así en la importancia de la palabra-pincelada exacta, en las constantes alusiones a la luz y al color, - amarillentos atardeceres castellanos, blanca vereda, verdes chopos, campo verde, montes azules en la lejanía...




-¿Cómo ha repercutido en su obra semejante formación humanística?

-La formación humanística es clara también en la elección de temas y en el mensaje que pretendo transmitir en cada pintura. Porque cada una de mis obras es en realidad un pequeño trozo de mi biografía personal. Así, cuando inicio una pintura, haya elegido como tema el retrato de alguna persona de mi entorno más cotidiano o una escena del andén del metro más cercano, o un personaje como Pina Bausch, no me vale sólo la anécdota, la apariencia, sino que intento introducirme en las entrañas del modelo, en el yo más íntimo, que puede quedar reflejado en pequeños detalles, en la posición de unas manos, en el movimiento de unas hojas, en el grupo de personas visto de espaldas que deja el vagón del metro, o en la soledad de un interior reflejada en una mesa y cuatro sillas.

(Arriba) Philippina Bausch, conocida como Pina Bausch, bailarina, coreógrafa y directora alemana pionera en la danza contemporánea. La pintura es un homenaje de Consuelo Hernández 










-¿Cómo es el proceso en su pintura? 


-El proceso de cada obra se desarrolla desde la intención inicial de una trasposición al lienzo o a la tabla o al papel de lo que la persona, el objeto, el árbol, el paisaje, la ciudad, me ha transmitido, para ir avanzando necesariamente hacia una interiorización. Voy, por tanto, desde la anécdota a lo más íntimo del modelo que tengo delante. No me interesa, en absoluto, trasladar con la mayor fidelidad posible una fotografía, por ejemplo, al lienzo, sino que necesito adentrarme en el modelo (si es posible, pintando del natural) ver más allá de lo que se ve. De ahí que muchas de mis obras sean composiciones muy personales, resultado de una realidad vista e interpretada a mi modo. Ejemplo de lo que acabo de decir es la colección dedicada al Gran Teatro Cervantes de Tánger, fruto de mi estancia durante seis años en la ciudad marroquí. Su abandono durante décadas, la desolación, la soledad, la nostalgia, el silencio, la maravilla artística, todos son sentimientos que experimenté al ver por primera vez el Teatro y que intenté trasmitir en las obras que forman esta colección. Significativo el simbolismo de los títulos: “Noche en el Teatro Cervantes de Tánger”, “Primavera”, “Verano”, “Otoño”, “Invierno”, “Barbara Hutton en el Gran Teatro Cervantes”.

-Su trayectoria como pintora fue variando: comenzó con el impresionismo y se volcó luego, al realismo ¿Por qué se produjo ese cambio? 

-En mi juventud, época de inseguridad y de búsqueda, intentaba probar diferentes formas y técnicas entre las cuales triunfó el impresionismo; resultado, por una parte, de los estudios realizados, de la facilidad en el uso de la espátula y del color casi puro, y especialmente, consecuencia de mi deslumbramiento y admiración por los pintores impresionistas franceses tras mis viajes a París y las visitas al museo d'Orsay. Sentía en aquellos años fascinación por Renoir, Cézanne, Monet, Manet...







-¿Fue una búsqueda inconsciente?

-Nada es inconsciente; el conocimiento de grandes maestros, de las técnicas que utilizaron y la constante búsqueda de un estilo propio, vehículo de expresión del yo, fueron mi guía mientras iba creciendo y evolucionando personalmente. Permíteme trasladar mi memoria a los inicios de la infancia, cuando a los siete años recién cumplidos, mi padre y primer mentor me trajo a Madrid expresamente para conocer el Museo del Prado y las obras de los grandes maestros, Velázquez, Goya, El Greco, Rembrandt. Una impresión deslumbrante y desbordante que se repitió miles de veces en los sueños nocturnos en los que veía grandes lienzos pintados llenos de color y de figuras humanas. Entonces y de manera definitiva sentí que quería ser pintora y llegar a pintar un día como ellos. Muchas veces oí repetir a mi padre: “realismo”, “realismo” “no te alejes del realismo”. Esta es la época, la infancia, antecedente de mi posterior inmersión en el realismo.

-Que se produce a comienzos de la década del 80…

- Si, con el descubrimiento del gran maestro Antonio López García, y de un grupo de alumnos, los “realistas de Madrid”; las constantes visitas al Museo del Prado para recrearme en la magnífica colección de pintura italiana, obras de Tiziano, Tintoretto, Veronés, Caravaggio, y de pintura flamenca: Patinir, El Bosco, Rubens, Van Dyck, y el descubrimiento de otros muchos pintores como Paul Delvaux, Edward Hopper, Munch; un largo etcétera de nombres que me llevaron a una definitiva entrega al realismo, estilo al que me mantengo totalmente fiel desde entonces.






-Su obra se ha expuesto en muchísimos países y ha formado parte de varias ferias de arte alrededor del mundo ¿Qué opinión le merecen los concursos y los jurados? 

-Hace tiempo que no soy partidaria de participar en concursos ni como artista ni como jurado quizás porque, tras mi participación como artista cuando era joven (a pesar de haber salido airosa) y de haber formado parte de algún jurado, he llegado a la conclusión de que como el punto de vista subjetivo y personal de cada miembro del jurado impera en el voto emitido, es difícil, en la mayoría de los casos, llegar a la concesión objetiva de premios. Por otra parte, no me ha gustado nunca la competición y pienso, además, que el artista puede llegar a conectar con un deseado público sin que su trabajo haya sido premiado por un jurado. Cierto es que un premio da cierta honorabilidad al currículum pero prefiero que la gente valore mi obra y sea reconocida por sí misma, no por los premios o por la cantidad de exposiciones realizadas. Aunque también es cierto que a través de los concursos se puede llegar a un público que era ajeno hasta ese momento a la obra del artista. Pero el reconocimiento, la valoración de un creador puede llegar de muchas formas, aunque todas coinciden en la necesidad de que la obra sea accesible al público y mostrada para que pueda ser vista, ya sea por medio de exposiciones, o de concursos de arte, o, incluso actualmente, vía online. Tengo que añadir que en algún caso, como me ha sucedido últimamente, acepté la participación en algún concurso como “artista invitada” fundamentalmente con la intención de que, al ser invitada, mi obra iba a ser expuesta ante un público nuevo de otro país en el que nunca había tenido la ocasión de exponer.

-¿Qué piensa de la figura que ocupa el curador en el mundo contemporáneo del arte?

-En cuanto al comisario, figura muy de moda en la sociedad actual, pienso que cuando una institución pública, fundación, museo, etc. proyecta organizar una gran exposición, el trabajo de un profesional experto en arte, o en el tema del que se va a ocupar, es imprescindible. En cambio, un artista particular no necesita de un comisario para montar una exposición personal. Ciertamente en el mundo del arte actual es muy utilizada esta figura; incluso en determinados sectores su presencia se considera imprescindible puesto que la idea que subyace es que el nombre del comisario puede contribuir al éxito de una exposición.    



Sobre la pintora:


Nombre completo: CONSUELO HERNÁNDEZ 



Lugar de nacimiento: Un bellísimo pueblo, Tornavacas, del conocido “Valle del Jerte” extremeño, en donde el cerezo, blanco en primavera, verde y rojo en verano y cobre rojizo en otoño, protagoniza e inunda los bancales y laderas del valle. Mi residencia permanente en la actualidad es Madrid. 



Fecha de nacimiento: Tampoco importa demasiado. En Wikipedia se dice que nací en 1950 pero prefiero dejar la incógnita. 



Estudios formales: De Dibujo y Pintura en el Instituto Parramón durante la infancia y juventud. De Filología Románica (Lenguas romances y Literatura) en la universidad de Salamanca. Pero no he dejado de estudiar y de aprender. El oficio de estudiante es para toda la vida. 



SUS GUSTOS 



Un libro: “La larga espera del ángel” de la escritora italiana Melania G. Mazzuco, edit. Anagrama en España; una maravillosa biografía novelada basada en los últimos quince años de Tintoretto. 



“El Aleph”, Un libro imprescindible de Jorge Luis Borges 



“Tiempo de silencio”, otra obra imprescindible de Luis Martín Santos, novelista español. 



Una película: “2001: una odisea del espacio”, maravillosa epopeya de la humanidad. 

Y no puedo dejar de citar “Muerte en Venecia”, de Luchino Visconti; la decadencia física y pérdida de la juventud llevada al cine de manera magistral. 

Un grupo de música solista: Pink Floyd, y el fantástico jazz afro mediterráneo de “Sinouj” 

Una canción: “Suzanne”, de Leonard Cohen y “Ne me quitte pas” de Jacques Brel. 

Un hobby: Habitual, escuchar música clásica mientras pinto. 

Además, caminar por el parque que tengo al lado de mi casa y, a continuación, sentarme a tomar un té en alguna terraza del paseo de Rosales.

CONTACTO: 


Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Consuelo_Hernández_(pintora) 

Facebook: https://www.facebook.com/consuelo.hernandez.5095 

Google: https://plus.google.com/+ConsueloHernándezpintora






PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS : 

Con motivo del centenario del Gran Teatro Cervantes de Tánger (1913-2013), Consuelo Hernández publicó el libro titulado Un escenario en ruinas-Llamamiento artístico-literario por la recuperación del Gran Teatro Cervantes de Tánger, junto a otros tres escritores, con gran repercusión en los medios de comunicación.

Durante los meses de julio y agosto de 2015, la Diputación de Salamanca organizó una exposición retrospectiva de la pintora en la sala de exposiciones del  Palacio de la Salina. La exposición titulada “Memorias pintadas” reunió cuarenta y dos obras correspondientes a tres épocas significativas en la trayectoria de la artista, muestra que tuvo una importante repercusión de público, prensa y televisión.

En 1988, primer premio de Pintura Ayuntamiento de Madrid-Villaverde.

Seleccionada como finalista en varias ediciones de prestigiosos concursos de Dibujo y Pintura,  como “Premio Penagos de Dibujo”, premios “Ejército del Aire”.

En abril de 2016, la prestigiosa organización Foro Europa 2001 le ha otorgado Medalla de Oro a su trayectoria artística.
“Artista premiata” en el Satura International Contest, julio de 2016. Satura galería, Génova (Italia)

Un significativo número de sus obras forma parte de colecciones privadas y de instituciones públicas de países como Francia, China, Marruecos, Estados Unidos, Suiza, España...  

Portadas de libros

MOHAMED CHUKRI: Tiempo de errores. 5ª edición en árabe. 1999.
ROCÍO ROJAS- MARCOS: Tánger. La ciudad internacional. Editorial Almed. 2009.
COLECTIVO TANGERJABIBI: Tánger en primera persona. Madrid, octubre de 2011.
CONSUELO HERNÁNDEZ, JESÚS CARAZO....: Un escenario en ruinas-Llamamiento por la recuperación del Gran Teatro Cervantes de Tánger. Madrid, julio de 2013.

Obra en colecciones públicas y privadas españolas

Museo de Salamanca
Diputación de Salamanca
Casa Real Española
Caja Extremadura
Caja Duero
Ayuntamiento de Madrid-Villaverde
Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón (Madrid)
BMCE Bank, Rabat (Marruecos)

SELECCIÓN DE EXPOSICIONES:


1985: Premio de Pintura del Ayuntamiento de Madrid-Villaverde. 1988: Colectiva La realidad como objeto de contemplación. Galería Dieciséis. San Sebastián. Colectiva Madrid desde Rosales; galería Arteara. Madrid. 1990:  Una arquitectura en el paisaje, Caja Duero. Palacio de Garci-Grande. Salamanca.1991: Individual, sala municipal de exposiciones de Leganés. Madrid. Colectiva  premio Penagos. Fundación cultural Mapfre Vida.  Madrid. 1992:  Galería Miguel Espel. Madrid. Colectiva Art Chicago. Feria de arte. Delecea Fine art. Colectiva Art Asia. Feria de arte de Hong Kong. 1993:  Colectiva premio Penagos de Dibujo. Fundación cultural Mapfre Vida. Madrid. Colectiva La mujer y el arte. Jardín Botánico. Comunidad de Madrid. 1995:  Colectiva premios Ejército del aire. Museo Ejército del Aire. Madrid. 1995: Individual galería de arte Santa Bárbara. Madrid. 1997:  Fine Art Singapore. Colectiva Feria de arte. 1999: Individual. Madrid-Tánger. Instituto Cervantes y Hotel Minzah. Tánger. 2002: Festival internacional Art Rain. Tetuán. 2002: Individual Tánger.  Instituto Cervantes de Tánger, de Rabat, de Casablanca y de Fez. 2004: Colectiva galería Paz Feliz. Madrid. 2006:  Colectiva espacio Tribeca arte. Madrid. 2007:  Individual galería Paz Feliz. Madrid. 2009: Antológica 1988-2008. Caja de Extremadura.  Cáceres. 2010: Colectiva Affordable Art Fair. Feria internacional de arte. París y La Haya, Colectiva Art Faim. Madrid. 2011: Individual Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón (Madrid). 2012:  Individual, Sala Maruja Mallo. Ayuntamiento de Las Rozas (Madrid). 2012: Colectiva IV edición del Present’art festival internacional en Shanghai. Biblioteca nacional Shanghai Pudong. Shanghái. Colectiva  China Europe International Art exhibition. CEIBS. Shanghái. Colectiva Wison Art Center de Shanghái.Colectiva Cinco pintores españoles, Beijing. Galerías de arte Bridge y Art Guide. Distrito 798; Spaniart. Colectiva galería de arte Bridge gallery. Schenzen (China). 2013: Colectiva Gallery-M Viena (Austria). 2013: Colectiva Museo de Salamanca. Salamanca. V edición del Present Art Festival internacional. Wison art museum (Shanghái). Global Harbor (Shanghái). 2014: Individual galería Botica del arte. A Coruña. Colectiva “El paisaje y el retrato”, Centro de Interpretación de la Naturaleza, Madrid-Guadarrama. Diciembre. 2015: Colectiva “Nueve pintores realistas- Galería  de arte “Espacio 36” de Zamora. Exposición individual Memorias pintadas-Retrospectiva, julio-agosto. Excma. Diputación-Salamanca. Colectiva galería Jorge Alcolea. Madrid. 2016: Satura art gallery, Génova (Italia).

No hay comentarios:

Publicar un comentario